Mi hijo no gatea

¿Tu hijo todavía no gatea? La etapa del gateo no es obligatoria en el desarrollo psicomotor del niño. Te explicamos todo lo que necesitas saber…..

​En general, el niño empieza a desplazarse apoyándose sobre las manos y las rodillas (es decir, a cuatro patas o a gatas) entre los siete y los once meses. Sin embargo, es importante recordar que algunos niños se saltan esta etapa y se ponen de pie directamente, listos para empezar a dar sus primeros pasos. Asimismo, hay que señalar que los niños que no gatean no tienen por qué empezar a caminar antes.

Por lo tanto, no hay que preocuparse si el pequeño no muestra ninguna intención de desplazarse a ga​tas. De hecho, esta habilidad puede estar marcada por ​ el carácter del niño. Si el bebé es un poco “perezoso”, no verá la utilidad de moverse a cuatro patas. Por lo tanto, es probable que prefiera ponerse de pie y dar sus primeros pasos directamente.

Hay niños que aprenden a gatear después de haber empezado a caminar. Otros consiguen gatear de forma tan satisfactoria que se muestran temporalmente “desinteresados” por aprender a desplazarse sobre dos pies. En definitiva, no existe una regla válida para todos.

En cualquier caso, para favorecer su desarrollo motor en estos meses, es conveniente intentar estimular al niño dejándole sentado o boca abajo sobre una almohada rodeado de algunos juguetes.

Esto no sólo se hace para estimularle a gatear, sino también para fomentar su independencia y la coordinación de sus movimientos.

Funte: www.mibebeyyo.elmundo.es

Deja un Comentario

Contactanos

En este minuto no estamos disponibles. Escríbenos y te responderemos lo antes posible!

0

Comienza a escribir y presiona enter para buscar