¿Qué ropa es la más adecuada para un recién nacido?

¿Qué ropa es la más adecuada para un recién nacido?

A medida que van pasando las semanas de embarazo y se acerca el momento del parto, comenzamos a preparar todo lo que nuestro bebé va a necesitar en sus primeras semanas, y la ropa es especialmente importante. Si somos primerizas, empezaremos a familiarizarnos con términos como pilucho, bodys, ositos, ranitas, patas, enteritos, tutos… pero entre tanta variedad, ¿cuáles son la mejores prendas para la primera puesta del recién nacido?

Sin duda, no es una pregunta fácil de responder, puesto que todo dependerá de los gustos a la hora de vestir, de la época del año en la que el bebé nazca y de las circunstancias concretas de cada familia. Pero hemos decidido hacer una breve selección de las prendas más básicas y otros accesorios importantes, que creemos que no deberían faltar en el armario del bebé, así como algunos consejos a tener en cuenta a la hora de comprar su ropa.

Si hay algo que un bebé necesita en grandes cantidades son los bodies. Ya sea para ponerlo como prenda interior debajo de otra ropa, o para lucirlo con unos pantalones, faldita o polainas, los bodies son una prenda súper útil que te recomendamos siempre, sea cual sea tu estilo a la hora de vestir a tu bebé, se necesitan varios ya que por lo general se manchan en varias ocasiones ya que los bebes hacen sus deposiciones muy liquidas.

Y ya por último, puesto que es una prenda tan básica y necesaria de la que vas a echar a mano continuamente a lo largo de sus primeros 12 meses, también te recomendamos que los compres poco a poco, ya que se quedan pequeños enseguida. Además, es preferible que compres la talla justa que el bebé está usando en ese momento, puesto que lo confortable de esta prenda es que quede bien pegadita al cuerpo, para que le aporte calor y comodidad.

El enterito es una prenda muy cómoda y calentita para el recién nacido, y te aconsejo que al igual que con los bodies, te hagas con un buen arsenal. Hoy en día encontramos pijamas de bebé tan adorables, que cuesta resistirse a utilizarlos exclusivamente para ir a la cama.

Los pijamas deben quedar ajustados al cuerpo, no presentar botones que puedan desprenderse fácilmente, así como lazos o cordones, y estar confeccionados en materiales orgánicos que protejan la delicada piel del bebé. Además, te aconsejamos que los compres con apertura delantera para poder cambiar el pañal con mayor facilidad.

Los conjuntos de dos piezas son perfectos para ampliar el fondo de armario, ya que bien combinadas las prendas de arriba con las de abajo, puedes hacer multitud de modelos diferentes. Pero además, resultan especialmente prácticos cuando el bebé se mancha solo la parte superior o inferir, ya que bastaría con cambiarle esa prenda y no el conjunto entero, como ocurriría en el caso del pelele.

A la hora de elegir un conjunto de dos piezas para un recién nacido, te aconsejo ponerle un body debajo para evitar que al bebé le entre frío por la espalda.

Otros de nuestros imprescindibles para completar el ajuar en sus primeros meses o llevar siempre en nuestra bolsa de paseo, son los tutitos de algodón.

Los tutitos de algodón son un complemento muy útil para llevar siempre en el bolsito del bebé y utilizarlo mientras coma para evitar que se manche. También puedes colocártela en el pecho cuando apoyes a tu bebé sobre ti, para que si eructa y regurgita, tu ropa no se manche. Muchos bebés los utilizan además como objeto de apego, y les encantaba aferrarse a ellas hasta que se quedaban dormimos.

Las mantas son otra prenda imprescindible que siempre recomiendo llevar guardada en el bolso. Quizá cuando tu bebé pasee en el carrito no lo necesite, pues ahí suelen ir muy resguardado del frío o el viento, pero sí es recomendable utilizarlo cuando le saques del carro o le tomes en brazos. En esos momentos, se sienten muy cobijados y tranquilos si una suave manta los envuelve.

 

Consejos a la hora de comprar ropa al bebé

La ropa de bebé es muy bonita y llamativa, y por lo general suele provocarnos mucha necesidad. Pero más de la mitad de las cosas que compremos de manera impulsiva nunca llegaremos a utilizarlas, porque los bebés crecen demasiado deprisa. Por ello, nuestra recomendación es que vayas comprando poco a poco.

Dar con la talla exacta que necesita tu bebé no es fácil, pues cada fabricante utiliza un tallaje diferente. Encontrarás etiquetas con tallaje de 0 meses, de 0-1 meses, de 0-3 meses o incluso clasificados por centímetros (la talla 50-52 cm suele ser la más adecuada para un recién nacido a término).

Al principio parece un mundo, pero en cuanto te familiarices con tu bebé y con la forma en la que va creciendo en esas primeras semanas, todo será más fácil.

En este sentido, es aconsejable que no compres en exceso antes de que tu bebé haya nacido, pues por mucho que las ecografías te indiquen el percentil en el que se encuentra, no es hasta que nace cuando compruebas realmente su peso y longitud.

La ropa del bebé, especialmente la del recién nacido y primeros meses, debe estar elaborada con tejidos naturales, que protejan su delicada piel. Evita tejidos que irriten, sean excesivamente gruesos o no se adapten con naturalidad y delicadeza a su cuerpo. Huye también de costuras o etiquetas interiores que puedan rozar su piel, así como complicados sistemas de abroche.

Aunque te parezca un complemento muy moderno, evita los zapatos para bebés, pues aparte de innecesario son un gasto inútil. Sus piececitos aún no están formado, la planta del piel no está estirada y no tienen arco plantar. El zapato es incómodo para ellos, además de que lo perderán con casi total seguridad. Por eso es preferible optar por prendas con pies incorporados, o bien recurrir a calcetines o patucos de tela que se ajusten bien a si piececito pero sin presionarlo.

 

Fuente: bebesymas.com

Deja un Comentario

Contactanos

En este minuto no estamos disponibles. Escríbenos y te responderemos lo antes posible!

0

Comienza a escribir y presiona enter para buscar