COVID-19: Niños y mascarillas

Coronavirus (COVID-19): Ayudar a los niños a acostumbrarse a las mascarillas

En muchos lugares, la gente está llevando mascarilla en los lugares públicos debido al coronavirus (COVID-19). Es una forma importante de ayudar a reducir la velocidad de propagación del virus.

Al principio, quienes llevaban mascarillas eran, sobre todo, los médicos, los enfermeros y otro tipo de personal que trabajaba en marcos sanitarios. Pero ahora, al llevar mascarilla mucha más gente, los niños están viendo cada vez más algo a lo que no están acostumbrados. A ellos, les puede parecer extraño y hasta les puede llegar a asustar un poco, sobre todo, si ellos también tienen que llevar puesta una mascarilla.

La mayoría de los niños se pueden sentir cómodos viendo a personas con mascarillas, siempre que los adultos:

  • Usen palabras sencillas para explicarles por qué la gente está llevando mascarillas.
  • Les den tiempo para ver, observar y acostumbrarse a lo que es nuevo.
  • Contesten a sus preguntas.
  • Les brinden apoyo.

Algunos niños pequeños pueden mostrar inquietud ante las mascarillas. Y pueden necesitar más apoyo y consuelo por parte de sus padres. Los padres pueden ayudar a sus hijos a entender por qué pueden tener que llevar puesta una mascarilla en los lugares públicos, hacer que se sientan cómodos con ella e, incluso, que hasta les resulte divertido llevarla puesta.

¿Cómo reaccionan los niños ante las mascarillas?

La manera en que reaccionan los niños ante las mascarillas depende, en parte, de la edad que tengan. Los niños mayores pueden reaccionar muy poco. Para ellos, las mascarillas pueden no ser un problema importante. Y la mayoría se adapta bastante deprisa.

A algunos niños hasta les puede hacer ilusión llevar puesta una mascarilla. Pueden interpretar su nuevo aspecto como el de un superhéroe de la medicina.

Pero a los bebés y a los niños pequeños, acostumbrase a ver a gente con mascarilla les puede costar un tiempo. Al principio, las mascarillas les puede incomodar, y se pueden sentir intimidados. Pueden necesitar unos minutos para verlas y observarlas. Eso les puede ayudar a acostumbrarse a lo que es nuevo. Pueden necesitar que su padre o su madre les digan con dulzura un: “Está bien. No pasa nada”. Eso les puede a ayudar a relajarse.

Algunas guaguas y algunos niños pequeños pueden sentir inquietud y hasta miedo. Pueden llorar, esconder la cara o aferrase a sus padres. Las palabras reconfortantes y de consuelo, así como la seguridad de sentarse en el regazo de uno de sus padres, pueden ayudar a tranquilizarlos.

¿Por qué a algunos niños pequeños les asustan las mascarillas?

Una mascarilla oculta una parte de la cara de la persona que la lleva puesta. Los niños pequeños se fían de las caras. Desde que son bebés, los niños observan las caras de las personas para detectar las señales que ellos necesitan para sentirse seguros.

Cuando las caras están tapadas parcialmente por una mascarilla, los niños no pueden ver la sonrisa amistosa o la mirada conocida que les trasmitiría tranquilidad. Cuando un niño pequeño no puede ver la cara completa de otra persona, le cuesta más sentirse seguro. Es natural que se asuste.

Pero, lentamente y con delicadeza, sus padres le pueden ayudar a sentirse más cómodo y más tranquilo. Hasta los niños más pequeños pueden aprender que algo que parecía asustar mucho al principio, acaba por no asustar nada al cabo de un rato.

¿Cómo pueden ayudar los padres a que sus hijos lleven mascarilla?

  • Ayude a su hijo a acostumbrase a las mascarillas.En la medida en que pueda, dé a su hijo tiempo para practicar el uso de la mascarilla antes de que se la tenga que poner fuera de su casa. Enséñele cómo ponérsela y cómo quitársela.
  • Anime a su hijo a decorar su mascarilla.Eso le puede dar una sensación de propiedad y de que él controla la situación. Que su mascarilla tenga un toque personal puede hacer que la vea más como una parte normal de sus rutinas cotidianas, y que tenga más ganas de llevarla puesta. Dependiendo del tipo de mascarilla que sea, los niños pueden dibujar o pegar adhesivos en ella.
  • Ayúdelo a divertirse.Si su hijo es pequeño, introduzca las mascarillas en sus juegos. Puede probar los siguiente:
    • Jugar a médicos:que su hijo simule ser un médico o un enfermero mientras lleva puesta la mascarilla. Tal vez le apetezca usar su propio equipo médico para cuidar de sus peluches y de sus muñecos.
    • Jugar a hacer teatro:deje que su hijo desempeñe un papel en una obra de teatro, como jugar a ser el “chef” con su cocina de juguete.
  • Tenga varias mascarillas a mano mientras su hijo esté jugando.Así podrá usar la imaginación sobre cómo usarlas mientras juega. Eso también lo ayudará a hacer que las mascarillas sean una parte normal de su vida cotidiana. Puede pedir a su hijo que le ponga una mascarilla a un animal de peluche, y luego hacerle preguntas sobre por qué su peluche lleva puesta una mascarilla. En función de la respuesta que le dé su hijo, le puede aclarar cualquier posible confusión o bien ofrecerle apoyo y seguridad.

 

Fuente: kidshealth.org

Deja un Comentario

Contactanos

En este minuto no estamos disponibles. Escríbenos y te responderemos lo antes posible!

0

Comienza a escribir y presiona enter para buscar