Responsabilidad Social

Crear para los niños significa ser responsables y conscientes en los procesos de creación, producción, comercialización.

Priorizar los materiales nobles, dar trabajo a comunidades altiplánicas dedicadas a la confección y al cultivo del algodón sin emplear mano de obra infantil, respetar las buenas prácticas laborales, y promover el “comercio justo” es parte de un buen diseño.

Para lograr incorporar todas estas cualidades en sus productos, Pilpil utiliza proveedores certificados GOTS (Global Organic Textile Standard), estándar internacional que acredita que los procesos de fabricación se realizaron a través de buenas prácticas laborales (“Fair Trade”).

Pilpil evita el uso de plástico en la mayoría de los procesos productivos y de logística. Los productos se despachan en bolsas de papel o cajas de cartón y se recicla periódicamente todo el material y desecho.

A través de sus prácticas de negocios, Pilpil busca promover una “consciencia de consumo” en sus clientes, especialmente en los niños.