Historia

La ruta de Pilpil parte el año 2008 con energía noble y maternal, una escala pequeña y dentro de un mercado donde la ropa de niños con diseño era escasa. Con un sello propio y distintivo, y utilizando materiales nobles, la marca se desarrolla, crece y muestra una propuesta atractiva, innovadora y funcional en base al algodón Pima Peruano, los colores vivos y las rayas.

Detrás del diseño de Pilpil, un grupo diverso de profesionales que comparten el gusto por vestir a los niños, ponen su esfuerzo y talento para avanzar en un diseño atemporal y muy propio que se dibuja en un diario mural en observación permanente, luego pasa al computador y se testea cuidadosamente hasta lograr las mejores piezas.

En el año 2012 Pilpil se replantea a partir de su crecimiento, complementando sus exitosos años de venta a través de la web con tiendas propias y ampliando sus colecciones con la intención de vestir a los niños de pies a cabeza, logrando así consolidar la marca.

Pilpil se crea y se diseña en Chile, se fabrica en Perú y es una suma de viajes virtuales y espaciales en busca de las mejores soluciones para lograr el diseño inicial.